Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y personalizar y analizar su navegación, así como para ofrecer publicidad. Si continúa navegando, acepta su instalación y su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.

BancSabadell
BancSabadell
First Tuesday desde casa con Ana Maiqués de Neuroelectrics

First Tuesday desde casa con Ana Maiques de Neuroelectrics

07.05.2020 398 veces
Compartir esta entrada en twitter bstartup facebook bstartup

First Tuesday desde casa con Ana Maiques de Neuroelectrics

El pasado 5 de mayo tuvo lugar un nuevo encuentro First Tuesday, la cita de referencia entre emprendedores que, debido a la situación de excepcionalidad provocada por la crisis sanitaria del COVID-19, inicia una nueva serie de entrevistas en remoto con actores referentes del ecosistema.

En esta ocasión la invitada fue la emprendedora Ana Maiques, que actualmente se encuentra afincada en Boston, uno de los hubs líderes en el sector healthcare. Maiques es fundadora y directora general de StarLab y su spin-off Neuroelectrics, una compañía nacida en Barcelona en la que trabaja junto a su socio Giulio Ruffini. La innovadora empresa Neuroelectrics busca paliar enfermedades neurológicas y neurodegenerativas a través de una metodología pionera, al combinar la electroestimulación cerebral y el machine learning. “Nuestro objetivo es transformar la ciencia en productos y servicios con impacto. Nuestra obsesión es hacer buena ciencia pero llevarla al mercado donde aporte valor”.

Su compañía Neuroelectrics puede convertirse en una compañía líder mundial en diagnóstico y tratamiento de desórdenes cerebrales o enfermedades relacionadas con el sistema nervioso central. Su producto estrella es el Starstim, un casco de lectura cerebral y electroestimulación personalizada basado en modelos matemáticos y análisis de datos. “El choque entre el mundo de los negocios y el mundo de la ciencia es difícil de alinear. Requiere de generosidad por ambas partes”.

Tras más de 14 años de investigación, Maiques destaca la necesidad de evolucionar dentro de tu propia compañía para mantener la motivación a largo plazo y, sobre todo, no perder de vista el por qué empezaste la compañía. “Una empresa te puede dar muchas vidas, lo bonito es saber cuándo dejar de hacer un rol y saber dónde la empresa te necesita más. Es el secreto para poder crecer en tu compañía en un proyecto a largo plazo”.

Desde hace 5 años los cofundadores de Neuroelectrics se encuentran en Boston desarrollando su tecnología, aunque siguen trabajando en su sede en Barcelona. “Lo más complicado de tener una empresa entre Boston y Barcelona es la gestión del equipo. Pero, como siempre, lo importante son las personas y, aunque no siempre ha sido fácil, ahora contamos con la tranquilidad de tener un “equipazo”.

Defiende que la experiencia americana ha sido clave para la compañía, a pesar de que esta mantiene una mentalidad global que busca tener impacto en muchas partes del mundo. “Como emprendedor hay momentos que hay que arriesgarse. Hemos logrado vivir nuestra aventura americana gracias a trabajar muy duro en un nicho de excelencia. Seguimos dando cada día el 100%. No puedes elegir el ritmo: te empuja a la vorágine y competitividad. Si no luchas ni se te ve, por muy bien que hagas tu trabajo, tienes que hacerte tu lugar. En España no se nos enseña a competir de manera tan salvaje como se compite en los Estados Unidos”.

Siempre voy a desarrollar el software a Barcelona. Hay mucho talento científico en Europa”. Respecto a la retención de este talento, Maiques destacó que “es imprescindible que el proyecto vaya alineado con lo que buscan. Tienes que venderte tú como emprendedor, retenerlos en una empresa cada vez más rentable y con impacto, especialmente en las nuevas generaciones”.

La emprendedora tiene claro que la misión principal de su tecnología es que llegue a todo el mundo. “Queremos que se convierta en un tratamiento domiciliario”. Sobre el futuro de la compañía, Maiques tiene algo claro: “me planteo todas las soluciones que lleven la tecnología al éxito, es decir a los pacientes. Llevo veinte años creyendo firmemente que esto puede ayudar y generar impacto positivo”.

Os esperamos en el próximo evento First Tuesday.